• Necrópolis que data de la fundación de la iglesia de Santo Domingo de Silos (XII) ubicada bajo el atrio norte del templo, de estilo mudéjar

    PRÁDENA DEL RINCÓN

    Necrópolis de la Iglesia de Santo Domingo de Silos

    Durante la restauración y puesta en valor de la iglesia parroquial de Prádena del Rincón llevada a cabo por Patrimonio entre los años 2011 y 2014, bajo el atrio de estilo mudéjar del templo, el orientado hacia el norte, salió a la luz uno de los ejemplos de arte funerario más interesantes de la Comunidad de Madrid. Se trata de una necrópolis que data de la fundación de la iglesia (XII), con 96 tumbas excavadas en la roca, de aspecto antropomorfo y que miran hacia el este, hacia el sol naciente, como símbolo de resurrección.  A partir del siglo XVII dejó de utilizarse como cementerio y se convirtió en granero, para más tarde pasar a ser la sala social de Prádena del Rincón. Muchos de estos nichos son de pequeño tamaño, lo que sugiere que eran tumbas de niños, dada la alta mortalidad infantil de la época y la costumbre de enterrar a los infantes, muchos de ellos muertos al nacer, en los aledaños de la iglesia, junto con las mujeres que fallecían siendo doncellas. En estas tumbas primigenias se hallaron interesantes restos que ayudaron a datar los enterramientos, como las monedas de Caronte, el mito de la Grecia clásica por el que se enterraba a los muertos con una moneda para pagar al barquero que cruzaba la laguna Estigia y que, popularmente, se conoció como la “calderilla de San Pedro”. La necrópolis de la iglesia se utilizó de forma habitual desde el siglo XII al XV, y de forma residual hasta el siglo XVII. La costumbre hasta el siglo XVIII era enterrar a los fallecidos en la misma iglesia, cuanto más cerca del Altar Mayor mejor, ya que se entendía que al tener a los difuntos enterrados en un espacio sagrado, con los ritos que allí se realizaban, estaban más protegidos para resucitar en el cielo. Hasta el siglo XV, las mortajas eran una simple tela blanca, atadas con cordones o alfileres. A partir de esta fecha, algunos ajuares se enriquecieron, haciéndose habitual entre el clero y los nobles enterrarse con hábitos religiosos y alguna joya. Por ello, en los enterramientos de la iglesia de Prádena del Rincón se hallaron otros objetos funerarios como rosarios, escapularios y relicarios, que tenían la función de servir de amuletos a los difuntos en el tránsito hacia el más allá. Muchos de los objetos que se hallaron tanto en la primigenia necrópolis como en las tumbas del interior del templo se exponen en un pequeño museo habilitado en el antiguo coro de la iglesia, que ha sido ampliado para servir a su nueva función, junto con paneles informativos de la evolución arquitectónica del edificio y antiguas fotografías tanto de la iglesia como epicentro de la vida social de Prádena del Rincón, como de las fases de rehabilitación del templo.

    INFORMACIÓN PARA LA VISITA Y RESERVAS

    Dirección

    Calle de la Iglesia, 12, 28191 Prádena del Rincón, Madrid

    Horarios

    La visita guiada a la necrópolis de la iglesia de Santo Domingo de Silos se realiza en el horario de apertura de la Oficina de Turismo.

    Precio

    1€

    Contacto

    @TurismoPradenadelRincon
    turismopradenadelrincon@gmail.com
    661494052

cuidado de ancianos a domicilio madrid baterias de coche alquiler grupos electrogenos tractores agricolas Diseño de interiores

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar